viernes, diciembre 31, 2010

COMO CREAR UNA ANTOLOGIA DE POESIA PERUANA CONSULTADA


En primer lugar convocar a los estudiosos  de la literatura peruana y cuidarse de no invitar a los “otros” que estudian más que ellos para que fiscalicen su labor. Invitar  a los críticos, académicos, docentes, poetas, investigadores y otros chamanes reconocidos para que formulen opiniones sesudas y convincentes para reconocer a los poetas cuyas obras son las más importantes de nuestra poesía actual. Por otro lado, cuidar que no ingrese ningún poeta marginal, de frontera, del interior del país,  en esta lista de convocados. Creer  que el canon poético de la poesía peruana se puede realizar vía consulta, encuesta, test,  cafecitos y tostadas. Alimentar el ego de los poetas favoritos  pues su presencia cotidiana en los diarios, revistas, blogs, etc. Los muestra incuestionables y con un alto valor poético para integrar esta selección de la poesía peruana. Llamar por su nombre a los poetas “vivos” y flamear sus poemas a los cuatro vientos. Son poetas y punto, los otros, los subalternos, los ajenos no existen. Creer en la mirada de Dios crítico literario todopoderoso y en los acólitos de la capilla, del cenáculo, de la hacienda literaria. No hay poetas en otros lugares que no sea Lima. Olvidar a los migrantes  ellos son invasores de la ciudad letrada. No cuestionar a los críticos, poetas, estudiosos que realizan su trabajo  a pedido nuestro. Es  la primera vez, que debe elaborarse, cocinarse, tejerse una antología consultada de poesía peruana. No olviden que esta consulta se hace desde una instituto de investigación  - Pero señores responsables yo también escribo poesía, tengo algunos libros publicados, a mi leen en varios sitios. Usted, quien es? su nombre no aparece ni de chiripa  en nuestro registro. ¡Cállese! espere cien años si quiere que lo reconozcan. - Pero señores yo no soy Carlos Oquendo de Amat, Gamaliel Churata, César Vallejo. Ya ve nuestro trabajo no reconoce a esos poetas, ni a otros que posiblemente sean valiosos en la actualidad. Mejor retírese que no está haciendo perder nuestro valioso tiempo y vaya a buscar a sus amigos de Hora Zero y quéjese ante ellos.

1 comentario:

Letraenllamas dijo...

Bueno, aunque se publiquen mil y mil antologías, sean las vedettes del marketing o las meretrices del del canon, si las obras son malas, insuficientes, poco leídas, difícilmente accesibles, sin ninguna vigencia, negadas con el tiempo, obviamente no pasarán más allá de las manos de los amigos para luego estar tiradas en los libros de a luca en Amazonas o Quilca.

Paolo Astorga.