domingo, agosto 12, 2007


UNIVERSO DE TU CUERPO


Raúl Jurado Párraga

Algunos aprenden a tocar melodías hermosas en el piano

pero a mi me basta tocar tu cuerpo

y arrancarle el fuego dormido a tu edad.

Algunos se vuelven sabios de tanto leer el cielo infinito

pero a mi me basta explorar la geografía pálida de tus latidos.

Algunos escriben cartas de pasión

mirando las tardes pobladas de gorriones y estrellas

a mi me basta dibujar con mi lengua los pliegues de tu saliva de azúcar y vino

y así, estrellarme de puro gozo en la profundidad de tus gemidos.

Algunos dicen sentir la felicidad

cuando cogen gotas de agua de un cuerpo

y recorren las calles abrazando la misma sombra del deseo y la locura

a mi sólo me basta dormirme en tu cuerpo de duna

sentir tu olor a algas

atizar tu boca encendida

silenciar mi voz con tu risa

aprender la lección de tu limpieza

recorrer de punta a punta tus venas

ahogarme de música con tus murmullos

dibujarme en el lunar secreto de tus músculos

esculpir tu cuello de humo con el cristal de mis dedos

beberme el sudor del surtidor de tu ombligo

respirar tus palabras de agua y tierra

adornar de hormigas ebrias tu cintura

vivir infinitamente sobre tu bóveda de paraíso

sólo eso me basta para entenderte.

SONIDO

Tocan tu ventana

Y no abres

Por que el viento

Puede dañar tus cabellos

Tocan tu puerta

Y no abres

Por que un hombre

Viene a cobrarte una deuda

Tocan la casa

Y levantas la mirada

Al cielo

Sabes que no podrás

Negarte a abrir

Pues un ventarrón

Te elevará al aire

Y tu negativa

No servirá para nada

Pues junto a ti

Esta el hombre

El viento

Que ahora abrazas

Y te elevan a cumplir

Con tu deuda


INCENDIO

Se que incendio tu cuerpo y la sombra de tu alma

te conozco tanto

que las torres inventadas en tu nombre

me saben a dulce melancolía de viejo

que ante ti mi memoria

esta hecha para el silencio

como ahora

que miro como nacen los caracoles bajo la lluvia

cuando incendio la pradera eléctrica de tu lengua.


DESEO

No voy a morir

sin tocar tu piel

sin saber que olor tiene tu boca

sin saber que paloma se ha escondido

en tu pecho,

sin haber olfateado tus muslos

sin saber a que sabe tu cuello

cortado por mis dientes

No voy a morir

pero ya vez mis palabras

me van demostrando lo contrario

estoy muriendo por ti bajo la luna
Hechicera.


RECUERDO

De ti me queda una gota

un pedazo de carne y un caballo de aire.

Hoy estoy juntando los fragmentos de tu risa

esa risa de iglesia infernal

esa mueca marina que me ahoga

en el vino rojo de mi pasión.

De ti me queda esa noche larga de lejanía

ese mar inmenso de locura

ya vez, algún día me agradecerás

haberte recordado en este poema.


CHOSICA

El tren y sus ruidos de colores a las seis de la mañana el río y su canto furioso a las seis de la tarde. Son doce campanadas de cobre las que se cuelgan en mi ventana mientras te confieso y rezo. Mientras trituro tu olvido mientras aplasto tu nombre con mis dedos
esta tarde en Chosica.










1 comentario:

Geaninne y Yessenia dijo...

El universo de tu cuerpo.....¡uhmmm! este poema es para escucharlo y sentirlo. ¡Precioso!
Geani.