viernes, noviembre 28, 2008

NAVAJAS Y SOLOBONES




Dos jóvenes poetas me hicieron llegar gentilmente sus poemarios con el poeta César Avalos. Navajas de Miguel A. Vera de la Haza y Solobones de Jonathan Estrada, ambos libros editados pulcramente por Hipocampo Editores del narrador y editor Teófilo Gutiérrez.
Vera dice: “Se me viene todo lo invierno,/ Todas las soledades y esto otoño no meno malo, / Se me viene el cansancio, el sueño pesado…”. Existe una identificación del yo poético hablando desde la existencia, desde la reflexión. Se da la corporeidad del yo poético que se hace carne, voz que camina: “ Soy oriundo y natural de mi huesos” El poeta enfatiza lo carnal, lo óseo ( Soy originario de mi huesos / …Compuse mi huesos de madera y metales./… Pero la carne había penetrado el hueso) Vera logra versos fuertes moviéndose en el recuerdo de una ciudad que lo cobija.
Por su parte Estrada en Solobones ensaya el estertor de la Urbe: “Hoy murió Lima/ Se levantaron sus orines / Se suicidaron sus nubes”. Por momentos traza el rumor del individuo cosificado: Esta Ud. Loco ¿ Señor loco?/ Por sembrar escarcha con mugre. Llama la atención la fuerza del lenguaje. Ese decir las cosas con un tono provocativo e irónico. En ambos poetas existe además un manejo culto de la referencialidad que no acerca a una poética escrita no sólo desde la experiencia sino también desde los espacios de la lectura bien asimiladas por ambos poetas.

2 comentarios:

Paul Cañamero dijo...

Quién es Jonathan Estrada? Me gustaría leer su libro.

Elena Dávila dijo...

Gracias por su interés Paul. Los libros pueden conseguirse en www.librosperuanos.com. Algunas versiones las podrá ver también en http://solobones.blogspot.com.