domingo, marzo 22, 2009

UNA FLOR PARA FLOR DE MARIA AYALA (1956-2009)


Flor de María Ayala Leonardi , poeta nacida en Huancayo en 1956 realizó estudios en la UNCP. Publicó sus poemas en las revistas: Hora Zero del centro, Para Cantar o morir, Germinal , Mundo Andino entre otras revistas. Fue antologada en el libro: Nueva literatura de Junín de Isabel Córdova, Trabajos suyos también fueron editados en la revista Santiago trabajo colectivo de la expresión cultural de Junín realizada por un grupo de estudiantes de la UNMSM; Con otros jóvenes entre los que recuerdo a: Pepé Zapata, Arturo Concepción, Rosa Iñigo, Walter Jesusi , el entrañable y desaparecido poeta José Gamarra formaron un grupo contestario y de renovación poética en la incontrastable ciudad de Huancayo allá por los ochenta. En la Cantuta por esos años también se gestó un grupo literario con las mismas intenciones poéticas que era EyQ’lación y fueron varios los encuentros con el grupo huancaíno en eventos ya en la huancayo o en Chosica, donde nos encontrábamos con la amiga, la hoy eterna Flor de María. Hacia los 90 se hallaba Flor de María estudiando en la PUC de donde egresó como magister con un trabajo sobre mitologías andinas. El tiempo y la distancia nos prestaron su espacio. Sabía que ejercía la docencia en la UNCP . Fue por esos azahares y preguntas que me enteré que sufría con una terrible enfermedad. Hoy sólo quedan sus versos y esa imagen delgada de mujer. Hoy vuelvo a leer su libro: Mujer de Subamérica ( Ediciones Caballo de fuego, UNCP, 19888) y encuentro los siguientes versos: Soy esa, naufraga/ sobreviviente de panfletos/ y normas, / que muere/ negándose a morir. ( p.23) y luego un café y el silencio del sueño de la mujer de arena o flor..Para Cantar o Morir.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me enteré por Luzgardo Medina y por está pagina del fallecimiento de la poeta Flor de María Ayala. Mi corazón está muy triste, porque la conocí en el año 1990 en el I Encuentro de Poetas mujeres, y conocí su poesia tan fuerte "Mujer de subamerica". Luego la vida nos unió en el año 2004, cuando fuí a trabajar a Huancayo, y ella, tan amable me hospedo en su casa. Viví con la mujer, con la poeta, con la madre, con la amiga. Hoy me duele su partida. Luz Vilca / Poeta, Arequipa